RAP ON TV Crónica 4

18/10/2017

Eran otros tiempos y muchos de nosotros nos hacíamos adictos a una música que sin saberlo por aquel entonces, nos acompañaría toda la vida. Un factor determinante, para mi, de esa potente adiccion, fue sin duda, que el rap estaba en la tele.
Programas como Yo! MTV Raps tenían todo un elenco de artistazos cada semana soltando sus rimas ante el micro (ver vídeo), a nuestro país estas actuaciones llegaban con cuenta gotas, en ocasiones a través de canales de parabólica que alguien grababa y las cintas rulaban de mano en mano, como un porro en una fiesta hippy de los 60. Aquí nos teníamos que conformar con algunas breves actuaciones de b.boying en algún programa de actuaciones en directo, en míticos programas como Tocata en TVE1 que allá por 1985, retamrasmitia concursos de break dance, que a los chavales ponía los ojos como platos, actualmente muchos de estos programas, gracias a los coleccionistas, se pueden visionar en YouTube.
Años después, de la cara amable de Will Smith, la estética rap se normalizaba en la pequeña pantalla, en tono de humor, a través de la serie de televisión “El principe de Bel Air”. Donde las situaciones en torno al rap, aunque solo a modo de pinceladas, se cruzaban con el protagonista.
Mientras tanto en Estados Unidos, donde entorno al rap se había construido una potente industria, con grupos de una calidad increíble, el fenómeno HipHop se consolida e invade la pantalla, en películas, programas de televisión, etc.. ese efecto lo que consigue es exportar al resto de países del mundo una cultura y un estilo de vida que a los adolescentes encanta, los dj’s de rap dominan las principales competiciones internacionales de dj’s principalmente la DMC, las películas americanas por influencia se empapan continuamente de la cultura rap, así como sus bandas sonoras. Todo esto empezó a girar alrededor del mundo consiguiendo adeptos por todos sitios.
Ya en el siglo 21, se siguieron fundamentando programas como Rap City (también se pueden ver en YouTube múltiples freestyles de grandes artistas), películas como Hustler and Flow o 8 Millas (Eminem), series relacionadas con el rap, documentales increíbles sobre todas las disciplinas como el esquisito documental de dj’s titulado “Scratch” también han contribuido a la expansión de la cultura HipHop.
Con la conversión en leyendas de muchos artistas también han comenzado a llegar las películas biográficas, como Notorius (Notorius Big), NWA, Get rich or die (50 cent), All eyes on me (Tupac), films que sin duda alguna agrandan y alargan la sombra de muchos de los grandes artistas, aunque faltan muchos y muy buenos, pero no todos pueden transcender a estos niveles.
En España sin embargo la música en general ha perdido presencia en televisión, más allá de los programas típicos tópicos que gustan al marujeo nacional, no hace falta decir que la presencia del rap en los canales nacionales es prácticamente nula. Nos tenemos que conformar con canales de YouTube, con acciones independientes y con seguir importando de fuera los programas musicales, gracias a internet las barreras ya no son las mismas y las posibilidades son ilimitadas para las mentes curiosas pero sin duda el hecho de que el rap no esté en la pequeña pantalla, hace que no entre en nuestro salón de casa de forma natural y eso es una lacra grande, a la hora de ponerle los ojos como platos de la vajilla de la abuela a los más pequeños, con piruetas, volteretas, power moves, ritmos serpenteantes, flows y ese largo etcétera de recursos que tanto impresionaron a mi generación.


Vídeo








 

FraInfinito.com 2019

 

Donaciones:

Donar (Pay Pal)

 

Contacto:

info@frainfinito.com

 

Pago seguro con Pay Pal: